Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
LUISDAMOTOR

Compra de un vehículo nuevo mediante la opción de MULTIOPCIÓN, ¿interesa?.

En éste nuevo artículo quiero explicar detalladamente una de las tendencias con más auge a la hora de comprar un coche nuevo.

 

 

 

 


En los últimos meses el mercado del automóvil en España, de coches nuevos y de ocasión, ha estado muy agitado, debido a las noticias acerca del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica. La entrada del nuevo ciclo de homologación WLTP, la incertidumbre acerca del futuro del diésel, la entrada de una oferta mayor de coches con nuevas tecnologías (híbridos, eléctricos y gas), hacen que la elección cada vez sea más complicada a la hora de comprar.

 

Según los datos estadísticos, la mayoría de las compras de coches nuevos en España son financiadas. 

Dentro de las diferentes formas de financiación, los fabricantes de vehículos han desarrollado una modalidad denominada: "MULTIOPCIÓN" .

 

Y, ¿qué son los planes de tipo multiopción?:

 

Los planes de tipo multiopción son una nueva modalidad de financiación más flexible, en la que se establece una entrada, unos plazos contratados y un último plazo final que  asegura el valor del coche en unas condiciones pactadas.

 

Son una modalidad de financiación del coche que nos permite asegurar su valor, al vencimiento del crédito, y entonces decidir si nos lo quedamos, lo entregamos, o lo sustituimos por otro coche nuevo.

 

Es una opción muy interesante para todo aquel que tenga una cierta incertidumbre, respecto al modelo, tipo de combustible, temor a que las restricciones y las prohibiciones devalúen un diésel, o que en los años que duren las cuotas del crédito por el que hemos financiado el coche, nuestra situación personal cambie, y necesitemos otro coche que cubra esas necesidades, etc...

 

Cada fabricante de coches lo denomina con su propia nomenclatura (BMW Select, Toyota Pay per drive, etc,...).

 

El último plazo se puede saldar de tres formas:

 

 -La primera, pagamos la cuota final y cumplimos con el crédito restante, quedándonos el coche en propiedad.

 

-La segunda, devolvemos el coche en el concesionario, de manera que la cuota final que no hemos pagado es el valor que ha recibido nuestro coche. (Ese precio está pactado y firmado en contrato, teniendo en cuenta los kilómetros recorridos, antigüedad del vehículo, estado, etc...). De esa forma quedaríamos libres de toda deuda y no tendríamos coche en propiedad.

-La tercera opción es entregar el coche y sustituirlo por otro de la misma marca, donde ofrecerán nuevas condiciones más ventajosas, mejor precio residual del vehículo entregado y otras ofertas. Ese valor pactado del coche que entregamos, serviría para descontar el precio del nuevo vehículo.

 

Son un tipo de planes muy ventajosos orientados a facilitar al cliente todas las gestiones para la venta y valoración de su viejo coche, los trámites asociados para ello, etc...

 

Además suelen ir asociados a paquetes de mantenimiento y seguro incluídos, para hacer todavía más atractiva la oferta.

 

 

OPINIÓN DE LUISDAMOTOR

 

Bueno, analizando éstos aspectos yo lo plantearía de dos formas:

 

1ª- Si voy a financiar y por trabajo realizo muchos kilómetros al año, tengo incertidumbre por las restricciones de tráfico por contaminación, tengo pasión por los coches y me quiero despreocupar en averías y mantenimientos, contratación del seguro y sobre todo, me lo puedo permitir económicamente, lo contrataría SÍ ó Sí.


2ª- Esta opción sería la conservadora. Entregaría una entrada, financiaría el importe restante en una sucursal bancaria con unas buenas condiciones (más bajas que el T.I.N y T.A.E que ofrece el concesionario) y si  pudiera realizaría amortizaciones parciales a lo largo del préstamo para ahorrar intereses. El seguro obligatorio lo contrataría en la compañía más ventajosa,

Normalmente el porcentaje de averías en un vehículo nuevo es  muy bajo y para ello se haría cargo la propia garantía del fabricante. Una vez finalizada dicha garantía el vehículo se encuentra en sus primeros años y las visitas al taller (salvo excepciones) son mínimas.

 

De esa forma se consigue un mayor ahorro y no perdería el dinero pactado en la entrada y el importe de los plazos durante la vigencia del contrato.

 

No lo sé, es una opinión personal y cada persona en particular tiene sus necesidades y preferencias, según su estilo de vida.

 

¡Espero que os haya servido ésta explicación!. ¡Hasta la próxima!

 

Autor: Luis Daniel Álvarez Calderón
LUISDAMOTOR 
10/04/2019

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post