Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
LUISDAMOTOR

Prueba ALFA ROMEO STELVIO EXECUTIVE 200 CV Q4-Gasolina (2019). El primer SUV de Alfa Romeo que mantiene toda la esencia del fabricante italiano.

En ésta semana he realizado una prueba de conducción a los mandos de uno de los SUV más deportivos del panorama actual.

 

El vehículo en cuestión, se trata del ALFA ROMEO STELVIO (200 CV-gasolina) Q4, con el acabado EXECUTIVE.

Imagen de la unidad de pruebas

 

La marca italiana, ubicada en la ciudad de Milán, ha querido sacar al mercado un SUV Premium para poder competir con los, tan afamados, SUVs alemanes y británicos. Resulta ser el primer vehículo de éstas características que han lanzado en su historia.

 

Video del Alfa Romeo Stelvio 2.0 T 280 CV (Fuente: Coches.net)

 

Su nombre hace honor a uno de los puertos más duros y legendarios de la competición ciclista italiana (Giro de Italia). El Paso Stelvio (Passo dello Stelvio) se encuentra situado en Italia, a 2.757 metros sobre el nivel del mar y es el  paso de montaña pavimentado de mayor altitud de los Alpes orientales, y el segundo más alto de los Alpes, en general. Su longitud es de 24 kilómetros aproximádamente, con un desnivel medio del 7,6%, y más de 75 curvas  casi continuas. Su nombre se debe a la localidad próxima de STELVIO. 

 

Por sus dimensiones, se encuentra encuadrado dentro del segmento D-SUV. Según sus características técnicas y en comparación con sus rivales, resulta ser el más ligero de su categoría, ya que el aluminio está presente en la construcción de su motor, así como  en los sistemas de suspensión, capó, aletas, puertas y portón trasero, sin olvidar de  la fibra de carbono para aligerar el eje de transmisión. 

 

Detalle del frontal

Tiene un amplio abanico de motorizaciones y acabados, pero tan sólo me voy a centrar en las sensaciones y descripción de la unidad probada. 

Ante todo, dar las gracias al Concesionario Oficial Alfa Romeo de Oviedo (Asturias), junto a la amabilidad y profesionalidad del Sr. Fernando, comercial de la marca.

 

En un principio me presenté, como cualquier cliente, en las instalaciones para buscar un vehículo que me había llamado la atención desde hacía tiempo, por tener características semejantes (según cuentan los expertos) con mi coche actual (BMW 320d M Sport F30) cuya deportividad y dinamismo están presentes. Estoy hablando del Alfa Romeo Giulia. 

 

Estuvimos charlando sobre él, mientras yo me subía en su interior, comprobando medidas, calidades, puesto de conducción, etc..., y por mi estatura, me ofreción compararlo con el Stelvio, que se encontraba próximo a él.

 

DISEÑO EXTERIOR

 

Vista lateral de la unidad de pruebas

 

Por fuera, su línea es muy atractiva y robusta. Sus proporciones dan la sensación de fuerza y deportividad al mismo tiempo. 

 

Lateralmente tiene una línea limpia y muy cuidada. Un nervio que recorre su parte lateral le aporta un aspecto musculoso y dinámico, de típico diseño italiano.


Frontalmente es realmente imponente y muy similar a su hermano gemelo berlina (Giullia). Sus ópticas de luz BI-Xenon son muy estilizadas y rasgadas hasta confrontar con sus laterales. Es una lástima que no monte, ni aún en opción, un sistema de luz de tipo LED, pero la iluminación es muy correcta.


Y por último su parte trasera destaca la linea descendente del techo, tipo SUV coupé, siguiendo de unas esbeltas ópticas traseras y en la parte baja del parachoques destacan dos salidas de escape cromadas, redondas y de gran diámetro situadas a cada lado. Todo ésto proyecta una imagen muy robusta, potente y deportiva. 

Con tan sólo ponerse a su lado, no hace falta saber que se trata de un vehículo muy rápido, al menos esa impresión me da a mi.

Detalle de la parte posterior con la doble salida de escapes

 

Con todo ésto se cumple perfectamente la combinación de los tres ingredientes del diseño Alfa Romeo: tradición, diseño y prestaciones.

 

DISEÑO INTERIOR

 

Una vez subido en el Alfa Romeo Stelvio pude apreciar su amplitud, la practicidad, el espacio del habitáculo y la posición elevada de conducción con respecto a la berlina. El ambiente está muy cuidado en todo el detalle. Se percibe la calidad de los materiales empleados y su diseño minimalista, con los mínimos botones, ergonómicamente colocados y accesibles para el conductor.

 

Las plazas delanteras tienen un aspecto muy "racing". Cuentan con una posición elevada  respecto al suelo, pero baja cuando nos encontramos sentados al volante, como si de un coche de carreras se tratara.

 

Como recordatorio, tenéis que tener en cuenta que mi estatura es de 195 centímetros y me encontraba verdaderamente cómodo y espacioso. Los asientos tapizados en piel son también muy confortables. No cuentan con prolongador de la banqueta para personas más altas pero en su conjunto son muy  correctos. La sensación de control de los mandos y de la carretera es absoluto. Se asemeja al estilo de BMW, que centra el diseño orientado hacia el conductor.

 

Mirando al frente está situado un pequeño volante muy deportivo, no muy grueso, de tres radios y forrado en piel, que tiene el botón de arranque integrado en su lado inferior izquierdo y unas grandes levas fijas, para el manejo del cambio automático de forma manual, junto a los botones para el control del teléfono móvil, música, etc,... Todo perfectamente dispuesto para que las funciones principales se encuentren muy accesibles para que el conductor no aparte la vista de la conducción.

Botón de encendido en volante

El cuadro de instrumentos es de tipo analógico y muy completo. En la zona central está situada una pantalla digital con toda la información necesaria muy fácil de leer.  A continuación se encuentra el sistema de info-entretenimiento con una pantalla de 8,8 pulgadas. Esta pantalla no es de tipo táctil y sólo puede manejarse mediante un dial en la consola central. Es más pequeña que la de los SUVs de la competencia (al menos los que yo he podido ver), con una resolución y calidad de gráficos muy inferior a la mayoría. La cámara de marcha atrás proyecta una imagen muy pequeña y resulta muy poco resolutiva.

Más abajo se encuentran una pequeña palanca de cambio automático (del fabricante ZF) de ocho velocidades y tres botones de control giratorios para un uso fácil e inmediato del selector Alfa DNA (selección de tres tipos de conducción), del menú del sistema de info-entretenimiento y del equipo de audio.

 

Me quedé con mal sabor de boca con el aspecto de esa pantalla. Pienso que Alfa Romeo no ha prestado mucha atención a esos aspectos que, hoy en día, son tan apreciados por todos nosotros. teniendo como referencia su precio, que no es barato, ese sistema digital no está a la altura de un vehículo Premium y dista muy lejos de los sistemas de sus rivales. Esperemos que el fabricante resuelva todo ésto lo antes posible, ya que el mercado de hoy en día está muy ajustado y por una "pantallita" no se la pueden jugar.

Tampoco contaba con el sistema de "HEAD UP Display" que proyecta la información al parabrisas. Por lo que pude comprobar y si no me equivoco, no está disponible ni aún en opción.

 

Respecto al apartado de conectividad no tengo nada que decir, porque integra ambos sistemas (Apple Car Play y Android Auto) para poder estar totalmente conectados con cualquier sistema actual de smartphone.

Detalle del cuadro de instrumentos con el volante y las grandes levas fijas

 

Fijándose bien en los detalles, se puede decir que son mejorables algunos ajustes y acabados. Por decir uno, si se pasa la mano sobre la cónsola central hay algunos embellecedores y plásticos que no muestran la solidez que se espera de un vehículo bien hecho. Algunos de ellos se mueven con sólo presionar un poco, cosa que en un vehículo alemán o sueco no. Desconozco si con el paso de los años éstas piezas puedan producir los famosos "grillos", pero muy sólidas no son, la verdad.

Es una verdadera pena, ya que tanto el diseño como el aspecto general del salpicadero es muy bueno.

 

Cuenta con numerosos sistemas de seguridad para evitar riesgos y situaciones peligrosas como: Sistema de frenos integrado (IBS), avisador de cambio involuntario de carril (LDW), aviso de colisión frontal (AEB), sistema de control de ángulo muerto (BSM), sistema de alerta de tráfico trasero (RCPD), control de crucero adaptativo (ACC) y control de descenso en pendiente (HDC).

 

Situado en las plazas traseras he podido comprobar que los asientos de las plazas laterales son muy cómodos, con forma ergonómica. El espacio para las piernas es amplio, y más teniendo en cuenta que la plaza delantera estaba regulada para mi medida (195 cm) y mis rodillas no llegaban a tocar al asiento delantero. Los pies se pueden introducir correctamente debajo del asiento, aunque esté en la posición más baja.

 

Detalle de los asientos posteriores

 

No dispone de regulación de banqueta ni de respaldo, como alguno de sus rivales. En cuento la altura al techo es tremendamente abundante. Aunque se equipe de techo panorámico, sería más que suficiente para que una persona alta viaje sin ni siquiera tocar con la cabeza.

 

La plaza central debería reservarse para casos esporádicos ya que no es demasiado confortable. El respaldo es duro y las piernas deben estar separadas debido a la anchura del túnel de transmisión.

 

MALETERO

 

Según la ficha técnica el maletero del Alfa Romeo Stelvio cubica desde 525 hasta 1.495 litros cuando se abaten los respaldos de los asientos traseros. Es un maletero muy aprovechable gracias a la forma regular del espacio. Cuenta con tiradores para plegar los respaldos, 2 ganchos para colgar bolsas, 4 arandelas móviles, una toma de 12 V (ó enchufe de 230V/50Hz, en opción) y un kit reparapinchazos.

El portón es de accionamiento eléctrico ofreciendo una boca de carga totalmente plana y muy cómoda.

 

DATOS TÉCNICOS

(Según datos del fabricante)

 

 

NOMBRE COMERCIAL:                                ALFA ROMEO STELVIO 2.0 200CV AT8 AWD

COMBUSTIBLE:                                              Gasolina

Nº CIL/DISPOSICIÓN:                                     4 en linea

CILINDRADA(CC):                                         1995

POTENCIA MÁX:                                            148 KW a 4500 rpm/ 200 CV

PAR MÁX:                                                         330 Nm a 1750 rpm

TRACCIÓN:                                                      Total

CAMBIO:                                                           Automático de 8 velocidades (ZF)

DEP. DE COMBUSTIBLE:                               64 Litros

PESO EN VACÍO:                                             1660 kg

DISTANCIA ENTRE EJES:                              2818 mm

LONGITUD:                                                      4687 mm

ALTURA:                                                           1671 mm

ANCHURA:                                                       1903 mm (sin los espejos retrovisores)

VELOCIDAD MÁX:                                         215 km/h

ACELERACIÓN (0-100 km/h):                        7,2 segundos

CONSUMO URBANO:                                     8,9 l/100 km

EMISIONES CO2 (gr/km ciclo urbano):           205

CONSUMO EXTRAURBANO:                        5,9 l/100 km

EMISIONES CO2 (gr/km ciclo extraurbano):   136

CONSUMO MIXTO:                                         7 l/100 km

EMISIONES CO2 (gr/km ciclo mixto):             161

 

IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN

 

Para la prueba de carretera escogimos un recorrido urbano, de autovía y de carreteras secundarias en una proporción de 10%,60% y 30% , de unos 30 kilómetros aproximádamente, para poder comprobar sus aptitudes. No fue posible la prueba "off road" ya que la unidad de pruebas estaba solamente disponible para realizar trayectos sobre asfalto. ¡Una pena!.

 

Decir está que desde el primer momento, su conducción fue  muy dinámica y deportiva, al mismo tiempo de confortable. Su tracción total inteligente Q4 permite mantener la tracción trasera enviando, solo cuando hace falta, hasta un 50% de par a las ruedas delanteras. 

Es un tipo de tracción muy necesaria para zonas con climas fríos o situaciones de perdida de adherencia por agua, hielo ó nieve, muy propicias aquí en Asturias.

 

Detalle de la vista lateral

 

La insonorización es excelente y sobre todo cuando está actuando el sistema de Start/Stop, ya que pasa totalmente desapercibido. 

 

Durante el corto trayecto urbano, la conducción fue muy fácil, ya que se asemejaba a un vehículo tipo berlina si no fuera por la altura de la posición al conducir. El consumo urbano subió levemente con respecto a lo que el fabricante homologa, realizando unos 10,2 l/100 km de media.


Ya en autopista el consumo fue bajando hasta los 7,9 l/100 km en el modo de conducción normal (n) y sus 200 CV movían al coche con total agilidad. 

El poder de aceleración es muy rápido, deprendiendo una sensación de ligereza, a pesar de sus dimensiones.

El sistema de suspensión absorbe totalmente las irregularidades de la vía,, a la vez que se mantiene firme, sin cabeceos y balanceos de la carrocería.


Lo que más me ha impactado es la sensibilidad de la direcciónCon un leve movimiento del volante el coche responde al instante y te dirige hacia la dirección elegida con una precisión absoluta.  ¡Nunca había tenido en mis manos un coche con una dirección tan precisa!.

 

Detalle de la consola central

 

Dejando la autovía para tomar un desvío hacia una carretera secundaria con curvas fue donde pude apreciar de verdad de lo que era capaz de hacer éste coche. Lo primero, y después de cambiar al modo dinámico (d) para que el sistema endurezca la dirección, suspensión y el cambio de velocidad sea más deportivo, la sensación de deportividad se hacía patente a cada instante. La agilidad con la que iba enlazando las curvas eran dignas de todo un deportivo. El cambio automático lo llevaba en modo manual para accionar las enormes levas del volante.

Para mi gusto, le faltaban algunos caballos más de potencia para aportar un empuje más contundente aún., pero éste era muy correcto y contundente desde apenas las 1500 rpm. No quiero ni pensar como será la conducción en los modelos de 280 CV y el radical Quadrifoglio Verde con sus 510 CV. Realmente tienen que ser un "verdadero lujo".


La frenada era muy eficaz, aunque el tacto del pedal resultó ser un poco esponjoso y la sujección lateral de los asientos que monta de serie el acabado EXCLUSIVE no me sujetaban de la mejor manera cuando tomaba las curvas de un lado hacia el otro. Sería conveniente equiparlo con un tipo de asientos deportivos, bajo mi opinión.


El consumo se situó en aproximadamente 2 litros más de lo que la marca homologa, pero no me pareció demasiado. Quizás se pudieran realizar mejores y más precisas mediciones, si lo hubiera manejado durante más tiempo ó incluso más días.

 

Como ya había contado, no me fue posible hacer algún recorrido por pistas, aunque con sus 19 cm de altura libre del suelo no presenta, a priori, gran dificultad en superar obstáculo alguno, teniendo en cuenta que no es un vehículo todoterreno puro, equipado con marcha reductora. Lo que sí veo un problema son las dimensiones de las llantas que montaba (18 pulgadas), no adecuadas porque cualquier roce con piedras o rodadas en el terreno de la pista, las rayaría totalmente, ocasionando un verdadero trastorno para el bolsillo.

 

Passo dello Stelvio

 

Al final de la prueba sólamente me quedan palabras para decir que haber conducido un Stelvio ha sido muy gratificante. Sabes que te encuentras en un coche que va a responder al 100% en todo tipo de terrenos. Es un coche muy seguro, cómodo, resistente y que cuenta con todos los ingredientes necesarios para disfrutar de una conducción con la potencia necesaria para salvar todo tipo de sensaciones.

Su agilidad ha sido impecable, como un deportivo y conduciendo no percibes que estás al volante de un verdadero SUV.  Por un momento pensaba que estaba conduciendo mi BMW.

 

Tengo que destacar que el trabajo de los ingenieros italianos para la construcción de ésta maravilla ha sido simplemente "espectacular". Los felicito, porque han sabido lograr en su primer SUV, que  todo el ADN que siempre ha ofrecido Alfa Romeo siga manteniéndose intacto. ¡No tengo palabras!.


En ésta ocasión, me dio realmente pena desprenderme de un coche como éste. Después de haberlo conducido se me habían olvidado esos pequeños defectos que mencioné anteriormente respecto al sistema multimedia, su pantalla, sus pequeños detalles de acabado. ¿Será que me gusta conducir...?

 

 

  Y es es todo. ¿Espero que os haya gustado tanto como a mi!. 

 

Nos veremos en la próxima prueba.

 

Autor: Luis Daniel Álvarez Calderón
LUISDAMOTOR 
21/04/2019

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post