Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
LUISDAMOTOR

Prueba del ALFA ROMEO GIULIA SUPER AT8 RWD 2.2 DIESEL 180 CV - 2019. La apuesta de Alfa Romeo para competir con sus rivales premium del segmento C.

En ésta semana he tenido el placer de probar una de las berlinas del segmento C más bellas y deportivas, capaz de plantar cara a la competencia alemana de este segmento premium. Se trata del ALFA ROMEO GIULIA 2.2 DIESEL 180CV 

Imagen Alfa Romeo Giulia Super

 

El Alfa Romeo Giulia es la berlina italiana más esperada de las últimas décadas. El fabricante llevaba varios años sin fabricar un modelo de éstas características por problemas surgidos con la calidad de sus productos y el acusado descenso en sus ventas.

 

Video del vehículo (Fuente: La 7 Motor Magazine)

Para ello han apostado todas sus cartas para mejorar en todos los aspectos y volver a recuperar a un público defraudado, presentando éste elegante modelo en el año 2016.  Un mal resultado podría desembocar en el fin de una de las marcas más importantes de la historia del automóvil.

 

No os podéis ni imaginar las ganas que tenía de probar éste coche, después de las buenas críticas que he recibido acerca de él en los numerosos artículos publicados en medios digitales y revistas especializadas del motor.

 

Para ello, nuevamente, acudí al Concesionario Oficial de Alfa Romeo de  Oviedo (Asturias), donde atendido por el sr. Fernando (asesor de ventas), gran profesional me explicó algunas de las características y datos técnicos de las versiones más interesantes de el modelo en cuestión.

Una vez vista la teoría pasamos, por fin, al terreno práctico tomando los mandos de la versión más racional: el diésel de 180 CV.

Imagen parte trasera Alfa Romeo Giulia Super

 

Como no, me hubiera gustado probar el espectacular Giulia Quadrifoglio Verde, con su motor V6 de 2.9 litros turbo de 510 CV, pero hoy me voy a centrar en la versión más racional y convincente de la gama, el diésel de 180 CV;  pero por desgracia para mí no se encontraba disponible para pruebas (menos mal, porque me hubiera quedado con un sabor de boca impresionante, a la vez de defraudado por que su precio está al alcance de unos pocos).

 

El Alfa Romeo Giulia 2.2 diésel de 180 CV que iba a probar me estaba esperando afuera. Su color no era muy llamativo, la verdad, pero en el apartado de diseño puedo decir que es muy "bonito". Sus lineas redondeadas combinan la elegancia y la deportividad. Destaca su frontal, a primera vista, con la clásica parrilla triangular. La simplicidad, sus formas tan equilibradas y sus superficies armoniosas le llenan de belleza y transmiten deportividad por todos sus costados.

Es de esos coches que imponen cuando vas conduciendo y los ves acercándose por el espejo retrovisor. Visto desde el exterior ya te puedes hacer a la idea que se trata de un vehículo rápido, que mantiene todo el ADN de la marca.

 

Unidad de pruebas

 

DISEÑO INTERIOR

 

Acostumbrado a los interiores que ofrecían los Alfa Romeo de anteriores generaciones, cuando abres la puerta para acceder a su interior, la sorpresa es lo primero que te ocurre. No tiene nada tiene que ver con el antiguo diseño al que nos tenía acostumbrados. Mantiene unas lineas muy limpias y despejadas con detalles muy interesantes, como el salpicadero forrado en cuero, botón de arranque y parada integrado en el volante, una generosa pantalla de 8,8 pulgadas perfectamente integrada en el salpicadero donde se controla el sistema de entretenimiento del coche, empleo de materiales de alta calidad y diseño, etc...

 

Detalle del volante deportivo, sus grandes levas y el completo cuadro de instrumentos

 

Su  interior  ha pegado un salto cualitativo con respecto a los modelos del pasado. De todas formas, bajo mi punto de vista, sus acabados son de calidad pero, por el momento, no igualan a los que montan algunos de sus competidores alemanes premium. Por ejemplo, los mandos de control del sistema iDrive que equipa mi BMW Serie 3 F30, tienen un tacto muy agradable y un punto más sincronizado cuando se acciona para seleccionar alguna opción en el menú de aplicaciones, el toque de todos sus plásticos y simetría en los ajustes. Con ello, no quiero decir que sean mejores o peores, pero a simple vista y cuando nos encontramos en su interior, la sensación de calidad percibida resulta mucho mejor.

 

Algo similar ocurre con el sistema de infoentretenimiento. El funcionamiento es bueno, pero la resolución de la pantalla está muy alejada de las actuales, y la conectividad no está tan integrada. Su diseño es excelente, pero cuando los rayos del sol inciden directamente sobre ella, produce numerosos reflejos dificultando su correcta lectura.

 

Detalle de la pantalla de infoentretenimiento

 

Sus dimensiones son inferiores a las de los coches de su categoría y competencia y cuando proyecta la imagen de la cámara de marcha atrás (disponible en opción), tanto el tamaño como su resolución son verdaderamente "pobres".

No puedo entender como Alfa Romeo, teniendo en cuenta las referencias del sector y jugando con la ventaja de que los demás fabricantes ya habían diseñados sus modelos y éstos se encontraban en el mercado, no se percató de, al menos igualar ó superar todo este tipo de inconvenientes. El riesgo era muy grande y no se podían "permitir el lujo" de tener ni el más mínimo fallo.

Qué decir sobre éste apartado, si el avance tecnológico hoy en día es realmente increíble, donde las integración de pantallas, conectividad y aplicaciones digitales en los nuevos vehículos se encuentran en su punto más alto.

Los usuarios cada vez nos estamos volviendo más exigentes y queremos que nuestros futuros vehículos vengan provistos de los últimos avances, para llevar lo más moderno ó en otras ocasiones incluso, llevar más "pantallitas" que el coche del vecino.

 

Por todo ello, tengo la información de que próximamente Alfa Romeo va a poner remedio a todo ésto, para que puedan seguir compitiendo cara a cara con sus rivales más directos.

 

En cuanto a su habitabilidad, el Alfa Romeo Giulia es más amplio en la parte delantera que en la trasera, donde la pronunciada forma del túnel de transmisión es un obstáculo importante para el ocupante de la plaza central. El acceso a los asientos posteriores no es cómodo, porque la puerta y la caída de techo hacen que tengas que bajar la cabeza considerablemente. Las plazas traseras son algo justas: dos adultos de talla media podrán viajar sin problemas, pero si quieres un coche espacioso, esta no es la mejor opción. La altura de una persona máxima para que pueda viajar en esa parte y no tocar con la cabeza el techo sería aproximadamente en torno al 1,80 m.

 

Detalle del acceso a la zona posterior

 

Por el contrario, su parte delantera tiene un excelente acceso. Los asientos son realmente cómodos y sujetan bien. Asimismo, la posición de conducción es uno de sus aspectos más destacados. Es muy baja, que aviva el carácter deportivo del modelo. Las piernas pueden ir casi rectas y tanto el volante como la consola central se encuentra en una posición estratégica y muy orientada hacia el conductor, para que ejerza todo el control del vehículo en la conducción.

 

Mirando al frente está situado un pequeño volante muy deportivo, no muy grueso, de tres radios y forrado en piel, que tiene el botón de arranque integrado en su lado inferior izquierdo y unas grandes levas fijas, para el manejo del cambio automático de forma manual, junto a los botones para el control del teléfono móvil, música, etc,... Todo perfectamente dispuesto para que las funciones principales se encuentren muy accesibles para que el conductor no aparte la vista de la conducción.

 

El cuadro de instrumentos es de tipo analógico y muy completo. En la zona central está situada una pantalla digital con toda la información necesaria muy fácil de leer.  A continuación se encuentra el sistema de info-entretenimiento con una pantalla de 8,8 pulgadas. Esta pantalla no es de tipo táctil y sólo puede manejarse mediante un dial en la consola central. Es más pequeña que la de los SUVs de la competencia (al menos los que yo he podido ver), con una resolución y calidad de gráficos muy inferior a la mayoría. La cámara de marcha atrás proyecta una imagen muy pequeña y resulta muy poco resolutiva.

Detalle del interior de la unidad probada

 

Más abajo se encuentran una pequeña palanca de cambio automático (del fabricante ZF) de ocho velocidades y tres botones de control giratorios para un uso fácil e inmediato del selector Alfa DNA (selección de tres tipos de conducción), del menú del sistema de info-entretenimiento y del equipo de audio.

 

Detalle de la consola central

Tampoco contaba con el sistema de "HEAD UP Display" que proyecta la información al parabrisas. Por lo que pude comprobar y si no me equivoco, no está disponible ni aún en opción.

 

Respecto al apartado de conectividad no tengo nada que decir, porque integra ambos sistemas (Apple Car Play y Android Auto) para poder estar totalmente conectados con cualquier sistema actual de smartphone.

 

Me gustó realmente su puesto de conducción. A pesar de mi tamaño (1,95 m) cm) me encontraba realmente cómodo, con una distancia de la cabeza al techo considerable, en el que podría decir, sin duda alguna, que si llevara la opción del techo panorámico practicable, ni siquiera tocaría. Eso sí, el hombro me rozaba con el pilar B, debido a mi corpulencia, pero no resultaba incómodo.

 

La sensación de control de los mandos y de la carretera es absoluto. Se asemeja al estilo de BMW, que centra el diseño orientado hacia el conductor.

 

DISEÑO DEL MALETERO

 

Su maletero cuenta con una boca de carga algo limitada debido a que es muy estrecha.  Las formas interiores son bastante uniformes y muy aprovechables, cubicando 480 litros de capacidad. En cuanto a la capacidad total, es idéntica al BMW serie 3.

En su parte inferior se encuentran situados diferentes accesorios como, equipo de reparación de pinchazos si no se equipa neumáticos "Run-flat", red de carga, etc...

 

Pienso que con un poco de paciencia no se tenga problema alguno en alojar el equipaje de una familia de tres o cuatro integrantes para una escapada de fin de semana o unas vacaciones, siempre y cuando las maletas no sean muy anchas.


 

DATOS TÉCNICOS

(Según datos del fabricante)

 

NOMBRE COMERCIAL:                                 ALFA ROMEO GIULIA 2.2 180CV AT8 RWD

COMBUSTIBLE:                                               Gasolina

Nº CIL/DISPOSICIÓN:                                      4 en linea

CILINDRADA(CC):                                          2143

POTENCIA MÁX:                                             132 KW a 3750 rpm/ 180 CV

PAR MÁX:                                                         450 Nm a 1750 rpm

ACELERACIÓN MÁX:                                    7,1 segundos

VELOCIDAD MÁX (0-100KM/H):                  230

TRACCIÓN:                                                      Trasera

CAMBIO:                                                           Automático de 8 velocidades (ZF)

NORMA DE EMISIONES:                               EURO 6b

PESO EN VACÍO:                                             1445 kg

DISTANCIA ENTRE EJES:                              2820 mm

LONGITUD:                                                      4643 mm

ALTURA:                                                           1436 mm

ANCHURA:                                                       2024 mm (sin los espejos retrovisores)

CAPACIDAD DE CARGA:                              480 litros

CONSUMO URBANO:                                     5,3 l/100 km

CONSUMO EXTRAURBANO:                       3,5 l/100 km

CONSUMO MIXTO:                                        4,2 l/100 km

EMISIONES CO2 (gr/km):                               109

 

IMPRESIONES DE CONDUCCIÓN


Para la prueba de carretera escogimos un recorrido urbano, de autovía y de carreteras secundarias en una proporción de 10%,60% y 30% , de unos 25 kilómetros aproximádamente, para poder comprobar sus aptitudes.

Imagen de la unidad probada

 

Tras regular los espejos y colocada la posición tanto del asiento como del volante, me dispongo a abrocharme el cinturón de seguridad  para después tomar el volante con ambas manos. Doy al botón de arranque, estratégicamente situado y compruebo que el motor diesel al ralentí, es un poco rumoroso, pero suena perfectamente y el motor suena lo justo. El interior se encuentra bien insonorizado, pero se percibe la leve vibración de su mecánica diésel.

 

Detalle de la  parte trasera

 

Como ya dije anteriormente, el puesto de conducción es muy deportivo y lo primero que me llama la atención es el volante.  Tengo que decir una cosa al respecto: estoy acostumbrado al volante M Sport de tres radios característico de los BMW, creo que es de los mejores, pero el diseño, tacto, diámetro y grosor del Giulia, me ha cautivado sorprendentemente. Si los coches equiparan supuestamente 2 volantes, sin duda alguna, montaría los dos (Alfa Romeo y BMW). 

 

Mi unidad de pruebas monta la caja automática de doble embrague y ocho velocidades (ZF), por lo que tras el volante, se encuentran las dos grandes levas de aluminio fijas en el tubo de la dirección.

 

Una vez en marcha por la autovía, el coche se muestra  muy dinámico, aunque sin pretensiones de ser un verdadero deportivo. Tan sólo muestra ciertos matices "racing" propios de la marca. La mecánica no ofrece la patada que esperas en un diésel de 180 CV y 380 Nm de par y la entrega de potencia es demasiado suave.

Según mi opinión (teniendo en cuenta mis gustos) me hubiera gustado un poco más de "nervio" cuando pisas a fondo el acelerador y eso que, según los datos oficiales del fabricante, acelera de 0 a 100 en 7,2 segundos. 

 

Por otro lado, en marcha el motor resultaba ser muy rumoroso, notándose más de lo normal en el interior del habitáculo. 

Acostumbrado a la aspereza del motor de mi coche particular cuando está arrancado, ésto no me lo tomo como un gran defecto, pero cuando me encuentro en marcha, ese ruido se atenúa, cambiando por completo la conducción a mejor, pero en el Giulia ésto ni siquiera se producía.

Las carreteras con curvas son donde mejor se mueve

 

En cuanto al apartado dinámico tengo que decir que, el Alfa Romeo Giulia es un coche que muestra un excelente comportamiento en todo tipo de terrenos. Su aplomo, incluso en zonas con curvas es magnífico, como el sistema de suspensión. Se mantiene firme, pero no dura, en todo momento.

 

Lo que más me ha gustado es lo directa que resulta la dirección. Todo esto hace que el coche produzca una alegría y satisfacción a la hora de conducir, que el disfrute te lleve a recorrer cientos de kilómetros sin enterarte. Es muy similar a la de su hermano mayor es Alfa Romeo Stelvio y me recordaba al día que lo probé.

 

El selector DNA, que ofrece tres modos de conducción, para mi gusto lo hubiera colocado en el volante por causa de que me queda un poco atrasado para su correcto accionamiento. Iba alternando entre cada uno de los diferentes modos, pero me resultaron muy lineales con escasa diferencia entre ellos. Tan sólo el modo "d" me ofrecía algo de "chicha", la verdad.y no pude apreciar el salto entre los diferentes modos de una forma más notable.

 

En el apartado de consumos, la verdad es que no dista muy lejos de los que el fabricante homologa. He llegado a hacer 5,8 l/100 km circulando en autopista, y hasta 6,5 l/100 realizando trayectos en conducción dinámica por carreteras secundarias. 

Cuando regresamos a destino pude visualizar en la pantalla del ordenador que éste motor es muy "poco gastón", lo que le da un punto a favor más.


 

CONCLUSIÓN FINAL

 

Siendo totalmente objetivo puedo afirmar lo siguiente: El Alfa Romeo Giulia de 180 CV (diésel) es una gran coche sin duda alguna. Su diseño lo hace especialmente atractivo y pasional, pero, por el momento, se encuentra a un paso por detrás de las berlinas premium alemanas conocidas por todos. Destaca principalmente por su conducción deportiva, por sus lineas tan esbeltas, por su diseño italiano y por su equilibrio, pero dista mucho en el apartado de la tecnología. No dispone, ni siquiera en opción de tecnologías como los grupos ópticos de LEDs, sistema Head up display, gráficos en la pantalla de infoentretenimiento, cuadro de instrumentos digital, etc.., donde sus competidores ya lo tienen introducido.

 

Detalle del precioso frontal

 

Realmente, todo va sumando y con respecto a sus precios, aún siendo levemente más asequible que alguno de ellos, su precio sigue siendo elevado. Eso sí, los concesionarios están ofreciendo actualmente grandes descuentos para su compra, cosa que puede impulsar aún más sus ventas.

 

Luego está el "handicap" más importante y es que nos encontramos en España, que es un país donde la "marquitis" es un factor de compra importante y mucha gente sigue asociando Alfa Romeo a poca fiabilidad. Costará mucho quitarse la mala fama, y tanto con el Giulia como con el Stelvio, van a estar en el punto de mira constantemente. Solamente el tiempo dirá si el Alfa Romeo Giulia es un coche tan bueno como parece y si a partir de ahora el fabricante recupera la confianza de todo el público.

 

Si me preguntáis ¿si me lo compraría?.  Yo rotundamente os digo que , pero no esta versión, sino el VELOCE, con motores 2.0 gasolina 280 CV turbo Q4 y 2.2 diesel 210 CV turbo Q4.  Es un modelo que se encuentra en un nivel superior, siendo la versión más deportiva del Giulia, con excepción del tremendo Quadrifoglio Verde con 510 CV.

 

AR Giulia Veloce 210-280 CV

 

Soy una persona, amante de los coches, especialmente los deportivos ó todos aquellos que me transmitan grandes sensaciones a la hora de conducir, dejando aparte los aspectos sobre la nueva tecnología que integran. Básicamente lo que me llama  principalmente es, aparte de sus lineas, sus diseños y sus equipamientos, es el puesto de conducción y las sensaciones que me producen cuando me coloco las manos en su volante, por eso, y viniendo de un BMW, por supuesto que lo compraría.

Imagen del Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio Verde 2.9 Bi-turbo 510 CV

 

Después de la parte pasional viene la parte lógica, y no es más que preguntar a profesionales, pedir consejo, hablar con tu pareja y echando números, quizás me decante nuevamente por el nuevo BMW Serie 3 (G20), no tan alejado en precio de éste. No es por miedo a la nueva marca, sino por confianza en la que siempre he usado. Por favor, con ésto no quiero desprestigiar a ninguna otra, ni siquiera a la misma Alfa Romeo, pero la lógica me dice eso.

 

Y nada más. Me ha encantado probarlo y compartirlo con todos vosotros una vez más.

¡Espero que os haya gustado!

 

¡Hasta la próxima!

Autor: Luis Daniel Álvarez Calderón
LUISDAMOTOR 
26/04/2019

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post