Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
LUISDAMOTOR

Prueba del RENAULT MÉGANE R.S. 1.8 TCe 280 CV EDC Sport:¡Un compacto deportivo con mucha garra!

Aquí tenéis lo prometido. En ésta ocasión voy a probar un compacto con mucho genio que va a poner las cosas difíciles a sus máximos rivales del segmento. Se trata del nuevo RENAULT MÉGANE R.S 1.8 TCe 280 CV EDC Sport. Un auténtico coche de carreras del segmento compacto deportivo muy mejorado y con mucha garra. ¡Ahora te lo voy a mostrar!.

Renault Mégane R.S 2019 280 CV

 

 


En éste artículo voy a tratar, como siempre, sobre todo sus aspectos más destacados en la carretera, dando una opinión más acerca de su comportamiento desde mi punto de vista. No voy a entrar mucho en sus detalles técnicos de forma técnica y profesional, ya que para ello hay una información extensa tanto en la web oficial, como en las diferentes publicaciones de los medios especializados.

 

El segmento de los "hot-hatchbacks" o "GTI compactos" a día de hoy es muy amplio. Cada fabricante tiene en su lista un modelo de éste tipo para competir y no quedarse atrás. Sus mayores rivales son el Volkswagen Golf GTI-R, Seat León Cupra R, Hyundai i30N, Honda Civic Type-R, Peugeot 308 GTI, y Ford Focus ST.

Todos ellos son buenos modelos y te permiten una conducción muy deportiva, restando puntos en el apartado confort por su dureza, pero que se pueden utilizar para la vida del "día a día".

 

MOTOR:

 

El Mégane monta un bloque de motor de cuatro cilindros TCe 1.8 (1798 cc) de 280 CV (205 kW) a 6.000 r.p.m,  turbocompresor de doble entrada (Twin Scroll), con un par máximo de 390 Nm entre 2.400 y 4.800 r.p.m. que le dota de una respuesta muy contundente y un consumo correcto, para las prestaciones que ofrece. Este motor, heredado del Alpine A110,  va acompañado de una transmisión automática de seis marchas EDC de doble embrague con Launch Control, que se activa tirando hacia atrás de las levas de cambio.

Detalle del potente motor 1.8 litros de 280 CV

 

Su chasis está equipado con el sistema denominado "4Control" que básicamente es un eje trasero direccional que mejora el comportamiento en curva. También es más ancho que el Mégane actual y se asienta en  llantas de 18 ó 19 pulgadas, con un sistema de suspensión compuesto por topes hidráulicos de compresión.

 

Se encuentra disponible una versión más potente, el R.S Trophy que acaba de estrenarse con 300 CV de potencia, que quizás sea más idóneo para plantar la cara de manera más directa a los radicales del segmento Honda Civic Type R o Ford Focus RS, aunque también es posible que pierda ese plus de confort que ofrece el actual R.S.

 

 

FICHA TÉCNICA:

(Según datos aportados por el fabricante)

 

 

Tipo de Motor:           Normal

Cilindrada:                 1.798 cc

Par motor:                  390 Nm /4.800 rpm

Potencia:                    280 cv /6.000 rpm

Cambio:Automático: Tracción:Delantera

Capacidad maletero:  1.247 L

Aceleración 0-100:    5,8 s

Velocidad máxima:    255 km/h

Consumo oficial:       8,4/6,0/6,9 l/100km

 

DISEÑO EXTERIOR:

 

Por estética y bajo mi punto de vista el R.S es uno de los compactos deportivos más bonitos del mercado en este momento. Son muy destacables las diferencias estéticas con respecto un Megane normal.

Detalle de la parrilla delantera con los peculiares antinieblas en forma de bandera de carreras

 

En una primera vista frontal se puede observar un frontal muy deportivo con una defensa más especifica en cuya parte baja se encuentran unos faros antiniebla con un diseño muy "racing" imitando la forma de las banderas a cuadros de las carreras. El gran logotipo cromado de la marca se sitúa en la parte central de la parrilla acompañado de las siglas R.S (Renault Sport) en su parte más baja. La parrilla es de rejilla de color negro que le confieren un aspecto muy agresivo.

 

Detalle del logotipo delantero y las siglas R.S, especificas del modelo

 

Sus cuatro salidas de aire, totalmente funcionales, situadas en los pasos de rueda delanteros y en las aletas traseras le aportan un aspecto mucho más musculoso y deportivo. La anchura de las aletas es un elemento de diseño que le aporta una imagen tan rompedora que sin mirar mucho más, te hace pensar que estás junto a un coche especial. En lo que respecta a las delanteras, se pueden leer las inscripciones de "RENAULT SPORT", detalles que le dan un aspecto de coche "gordo".

 

Detalle de las salidas de aire de las aletas delanteras

 

Mirando la parte trasera destaca principalmente su enorme difusor que cumple perfectamente con su  función aerodinámica y una única salida de escapes cromada, de gran tamaño y situada en la parte central en cuyo interior se encuentran alojados sus dos tubos de escape.

Detalle de la salida de escapes central

 

La estética del nuevo Megane RS es impresionante sobre todo con este color naranja metalizado tan llamativo que estaba expuesto en el concesionario oficial. La combinación con partes en color negro le sientan muy bien, para mi gusto. Bueno, es una opinión personal y es un tema que depende de los gustos del futuro comprador, pero está claro que es un "pepino" y hay que enseñarlo.

 

Integra ópticas con tecnología full led de serie que ofrecen una excelente iluminación nocturna, con un haz de luz muy correcto y claro.

 

Entrando en el tema de los ajustes de la carrocería, tengo que decir que, a primera vista todas las piezas se encuentran bien enrasadas entre sí y con unas uniones uniformes. La percepción de calidad es notable en todo el conjunto y muy acorde a su precio. Además, el acceso de las puertas al interior es amplio, abriendo con un ángulo que permite la entrada y salida cómodamente. 

 

DISEÑO INTERIOR:

 

Nada más que se accede a su interior se respira una atmósfera totalmente deportiva, destacando principalmente el especial tejido de Alcántara, protagonista del tapizado del volante y los asientos. Éstos son muy cómodos, sujetando la espalda y piernas perfectamente. Son de tipo baquet de la conocida marca RECARO con inscripciones en color rojo de las siglas R.S en el cabezal y Recaro en la zona del cuello. No se equipan de serie y se encuentran como accesorio extra. Para un uso normal del vehículo no haría falta montarlos, ya que considero que son más específicos de circuítos y pruebas deportivas, Quiero que tengáis en cuenta, como ya os he mencionado anteriormente, que soy una persona con una altura y envergadura considerable (1,95 m- 125 kg), para que lo toméis como referencia. Realmente me he sentido cómodo en ellos con una sujeción total.

 

Detalle del asiento opcional RECARO

 

El cuero de la zona donde normalmente agarramos el volante también tiene un tacto muy bueno, así como los plásticos utilizados y el símil de fibra de carbono que encontramos en los paneles de las puertas, aportando una sensación de calidad. El volante tiene un tacto y grosor perfecto. En la parte superior han insertado una línea roja como referencia para saber cuando está el volante totalmente recto en una conducción deportiva.

 

Detalle del volante deportivo de cuero y Alcántara con el logotipo R.S inferior

 

Destacan unas levas de cambio, ligeras y de gran tamaño para no fallar un cambio incluso en pleno giro de volante.

 

El apartado de la instrumentación es perfecto. Consta de una pantalla digital de 7 pulgadas que permite una visualización rápida y muy buena de toda la información de a bordo. El display cambia de color y aspecto a medida que se va cambiando entre los distintos modos de conducción.

 

La consola central está presidida por una gran pantalla táctil de 8,6 pulgadas en formato vertical, tipo tablet, con R-Linkconectividad y sistema de navegación integrado.

Su menú es muy amplio y para mi gusto demasiado extenso para acceder a cualquiera de las opciones que ofrece, favoreciendo a la distracción al volante.

 

Detalle de la pantalla ubicada en la consola central

 

Cuenta con un menú para acceder al climatizador digital, que para mi gusto hubiera estado mejor si existiera un mando físico para variar la velocidad del ventilador o temperatura deseada. He podido observar que, últimamente ésto es una tendencia y que cada vez más vehículos de diferentes marcas así lo montan. Sigo diciendo que, donde esté un mando físico de los de toda la vida, que se quiten los mandos digitales, porque favorecen aún más la distracción en la conducción.

 

Como es habitual, no le faltan los puertos USB para la carga de dispositivos (2 unidades), toma AUX y toma de 12V convencional, así como freno de mano eléctrico.

Detalle de ls puertos de carga y AUX

 

Por todo lo demás, el puesto de conducción y todo el entorno que lo rodea es "puramente deportivo", con una conducción muy baja y una buena visibilidad.

 

Imagen del puesto de conducción

 

Pasando ya a las plazas traseras, tan sólo decir que cuentan con el espacio habitual que encontramos en un coche compacto. Para tener una referencia, pueden viajar dos adultos de 1,85 m de altura apróximadamente.  La plaza central trasera es algo incómoda debido a la anchura y el mullido del respaldo donde se ubica el respaldo central. 

 

Detalle de las plazas traseras

 

Lo que más me gustó. ha sido que los pies se pueden alojar en el hueco que deja el asiento delantero con el piso y si no lo apuramos a su altura más baja, los pasajeros de las plazas traseras viajarán mucho más holgados.

El ángulo de apertura de las puertas es muy correcto y facilita su acceso y salida.

 

Detalle de las salidas de ventilación y toma de 12 V de las plazas traseras

 

Cuenta con salidas de ventilación del climatizador y una toma de corriente de 12 V.

 

MALETERO:

 

El maletero cubica 384 litros y tiene unas formas muy regulares. Su acceso es cómodo. Los asientos traseros son abatibles en 60:40, proporcionando un volumen total de 1.247 litros en caso de que se necesitara un espacio extra.

 

Detalle del espacio del maletero

PRUEBA DE CONDUCCIÓN:

 

 

Para ésta prueba la unidad que me han prestado monta el chasis Sport y la transmisión automática EDC. He tratado de conducir una distancia que me diera la posibilidad de combinar trayectos urbanos, autovías y carreteras de segundo orden reviradas en proporción (10%-40%-50%) para poder sacar todo su jugo a ésta "fiera".

 

Imágen de la unidad de pruebas

 

Primeramente, en los recorridos urbanos el R.S su comportamiento es similar a otros Mégane.  Las maniobras resultan muy fáciles y mucho más cuando actúa el sistema 4Control, que facilita considerablemente las mismas.

 

Tan sólo, y como es normal,  al sobrepasar algún que otro badén o cuando el asfalto de la vía no se encuentra en perfecto estado, se hace notar considerablemente la rigidez del sistema de suspensión. 

 

Tampoco es un aspecto que haga complicado la conducción urbana, y no resulta ser tan radical como, por ejemplo, en el Hyundai i30N, mucho más brusca.

 

En autovía se maneja casi como cualquier otro Mégane. Tiene un rodar muy cómodo y muestra mucho aplomo, aportando mucha seguridad. Me llamó la atención la insonorización que tiene ya que a velocidades normales, sin acelerar contundentemente , el ruído  es casi inapreciable.

 

Su respuesta es instantánea en cualquiera de los modos de conducción (Confort, Neutral, Sport, Race y Personal, que permite configurar las prestaciones a nuestro gusto) y se estira con contundencia hasta cerca del corte de inyección.

Detalle del exterior de la unidad probada

 

El tacto del acelerador, la respuesta, la dureza de la dirección y el sonido del escape cambia de un modo a otro.  Pensando un poco "canalla" me encantó su conducción a partir del modo Sport, donde el sonido del escape se vuelve más bronco y deportivo. En el modo Race se desactiva parcialmente el ESP y cuando se realizan los cambios de marcha, el "petardeo" del escape es "brutal".

 

La transmisión de doble embrague de seis velocidades EDC tiene un comportamiento ejemplar en todo tipo de conducción. Las transiciones entre las velocidades son muy suaves y rápidas en los modos Neutral y su conducción es muy confortable, pero cuando se activan los modos deportivos Sport y RS) se vuelve muy radical, sincronizando cada velocidad como si de un coche de carreras se tratara.

Detalle del exterior de la unidad probada

 

Pero donde da lo mejor de sí es cuando se circula en carreteras secundarias. Tengo que decir que me lo pasé "como un enano". El sistema de eje trasero direccional 4Control facilita enormemente la trazada en las curvas, donde el coche entra con mucha facilidad, mordiendo el vértice con absoluta destreza.  Éste sistema facilita la maniobra al adelantarse al giro, incluso en la curva más cerrada, donde basta con girar menos de medio volante para situar el coche ya casi en paralelo al vértice para trazar la curva y posteriormente salir enderezando poco a poco dando gas a fondo. Con éste sistema se sitúa entre los primeros de sus rivales para el trazado de las curvas.

 

Sí he notado un ligero subviraje en el trazado de curvas rápidas, pero con el tiempo te vas acostumbrando para poder tomar rápidamente las curvas.

 

La dirección es muy rápida y precisa en la conducción deportiva en plena conducción deportiva y se muestra suave en conducción totalmente relajada. Ésta obedece perfectamente a todas las órdenes que la demos y francamente me encantó.

 

Acostumbrado a la conducción de mi BMW serie 3, con propulsión trasera, típica de BMW, noté que el eje trasero no se muestra nada juguetón, pero sigue siendo un coche muy ágil, teniendo en cuenta  su considerable anchura.

 

Finalmente recordar que es un coche que corre y mucho, tanto en recta como en curvas y su comportamiento desde el principio te enamora.

 

La suspensión tiene un tarado muy equilibrado y correcto. Es un conjunto muy firme, pero en ningún caso llega a notarse incomoda, lo que le hace ser bueno en conducción deportiva y también en viajes. Los amortiguadores, montan topes hidráulicos de compresión, típico de los coches de rallies, que aporta mayor estabilidad a la carrocería.

Detalle de las llantas y el sistema de frenos BREMBO

 

El sistema de frenos, de la conocida firma Brembo, de pinzas con cuatro (4) pistones funciona con una firmeza sobresaliente. Están montados sobre discos de 355 mm delante y 290 mm detrás.

 

Renault Mégane R.S. 2019 | Prueba / Test / Review en español | coches.net

 

Y por último hablar el apartado de consumo, que me pareció algo alto para un motor de 1.8 litros. Pese a que Renault homologa un consumo de 8,5 l/100 km en uso urbano, 6,1 litros en conducción extraurbana y 7 litros de consumo medio, yo en la prueba he conseguido unas cifras mayores. En concreto, en carreteras secundarias y circulando muy tranquilo el consumo medio fue de 5,7 litros. En autovía, el consumo ronda los 6,6 litros y en ciudad no bajó de 11,5 litros, todo ello circulando muy tranquilamente.

Lo peor llega cuando se conduce de forma deportiva, claro está. Por decir algo, circulando por carretera secundaria con acusada pendiente y cambios de nivel en modo Sport, el consumo oscilaba entre 14 y 17 litros aproximadamente. 

De todas formas, no creo que éste dato sea significativo para una persona que se decide por la adquisición de éste tipo de segmento deportivo. Claro está, que tanto por su imagen como por su motor, es evidente de que "económico" no lo es, pero que siempre te sacará una sonrisa cuando te pongas manos al volante.

 

Durante toda la prueba, combinando diferentes trazados en distintos ambientes y cambiando entre los diferentes modos de conducción, el consumo medio realizado fue de 10,9 l/100 km. un dato muy importante para tener en cuenta. ¡Esto ya dependerá de la opinión de cada uno!. 

 

Renault Mégane R.S

OPINIÓN DE LUISDAMATOR:

 

Para mí, es una alegría saber que todavía quedan coches que transmiten sensaciones. Nos encontramos en un momento de incertidumbre en cuanto a la variedad de tecnologías existentes para conseguir una mayor eficiencia y menor contaminación ambiental. Hasta ahora los modelos que he probado con mecánicas híbridas me han dejado un sabor de boca agridulce en cuanto a sensaciones de conducción y cuando pruebo un coche que me aporta ese toque tan especial me llena de alegría. 

 

El Mégane R.S, es un coche divertido, equilibrado y a la vez práctico que nos permite disfrutar en un circuito el fin de semana e ir a trabajar los lunes. Su manejo es fácil y siempre te va a hacer sentir bien.

Para mí ha sido muy destacable el trazado de las curvas, gracias al sistema 4Control y el comportamiento, siempre ágil, en todo tipo de situaciones.

 

Como punto negativo es su consumo, teniendo en cuenta el de sus rivales, aunque no es muy preocupante, ya que en conducción tranquila se mantiene en lo normal.

Lo bueno es que uno se olvida rápidamente el consumo cada vez que lo arranca y más cuando se escucha el sonido del escape. A esto hay que sumarle otro pequeño detalle, que se trata de un coche de 280 CV por poco más de 35.000€, ¡no está nada mal!.

 

Bueno, y eso es todo. Espero que os guste y que pueda servir como una opinión más de un aficionado del motor. 

En el blog se encuentran publicados varios vídeos relacionado que os podrán servir para ampliar ésta información.

 

¡Muchas gracias por ésta lectura y felices vacaciones de verano!, ¡Mucho ojo a la carretera!

 

 

Autor: Luis Daniel Álvarez Calderón
LUISDAMOTOR 27/07/2019

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post