Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
LUISDAMOTOR

Prueba del Subaru Outback Executive Plus S 2.5i Lineartronic Bi-Fuel GLP

En ésta nueva entrada os voy a hablar las sensaciones que he tenido en la prueba del nuevo SUBARU OUTBACK EXECUTIVE PLUS S 2.5i LINEARTRONIC BI-FUEL (GLP)

Imagen del vehículo de la prueba

Se trata de un vehículo que, desde hace tiempo, he querido probar y que, gracias a mi amigo Ubaldo, he tenido la oportunidad de realizar una prueba a fondo en carretera. En ésta ocasión, sólamente he querido mostrar el comportamiento y las sensaciones que aporta la mecánica impulsada con GLP, ya que las prestaciones del modelo japonés las he publicado en una entrada anterior (Subaru Outback 2.5i Lineartronic Executive Plus S).

 

 

El fabricante nipón Subaru es uno de los pocos que ofrecen la alternativa del gas GLP directamente en el concesionario y con la garantía de fábrica por un plus muy interesante en el precio final. 

 

DISEÑO EXTERIOR:

 

Obviamente, no hay cambios en sus dimensiones. El Outback Bi-Fuel (GLP) mide como el resto de la gama: 4.815 mm de longitud,  2.745 de distancia entre los ejes de las ruedas, 1.840 mm de anchura y 1.605 mm de altura. Tiene un tamaño propio de los vehículos familiares del segmento D, pero con algo más de altura al suelo y detalles que lo protegen cuando toca salir del asfalto. 

 

Imagen de la vista lateral destacando su altura al suelo

 

 

El Outback de este año 2019 mantiene sus formas respecto a la versión anterior, añadiendo algunos elementos para darle un aspecto más aventurero, como las molduras de los pasos de rueda.

 

La parte delantera conserva su parrilla hexagonal cromada que acentúa el logo de la marca, situado en la parte central y los grupos ópticos siguen siendo de un tamaño bastante grande. En los laterales del paragolpes aparecen los faros antiniebla, redondos y de corte clásico y en la zona baja un protector de la carrocería en color plata.

Detalle de la parte frontal

 

En el lateral destacan unas llantas de aleación de aluminio bi tono de 18 pulgadas, que le dan un aspecto más distinguido, a juego con las barras del techo y unas molduras de plástico que recorren los pasos de ruedas y todo el lateral para proteger la pintura de la carrocería.

 

En su parte trasera, no se observan cambios muy significativos respecto a la edición anterior, destacando siempre su amplio portón y el conocido protector metálico para evitar golpes de piedras cuando se practica la conducción fuera del asfalto.

Detalle de la zaga

 

DISEÑO INTERIOR:

 

Continuando con éste apartado, el interior no ha cambiado nada respecto a la versión anterior. Sigue destacando por un interior muy amplio y espacioso con unos asientos muy ergonómicos tapizados completamente en piel con funciones eléctricas y memoria.

 

Detalle del equipamiento interior del acabado Executive Plus S

 

Es por tanto, un vehículo muy cómodo para viajar cinco personas adultas sin mayor problema, debido principalmente al espacio y practicidad interior, la buena ergonomía de los asientos y el confort del sistema de suspensión.

Detalle de la regulación eléctrica de los asientos

 

Respecto al equipamiento de serie en éste acabado más lujoso (Executive Plus S) no tengo nada que reprochar. Lo lleva todo, o casi todo teniendo en cuenta su precio y calidad de fabricación: climatizador de doble zona, manos libres, volante multifunción, control de crucero, asistente de luz de carretera, faros direccionales, antinieblas delanteros, alerta de ángulo muerto, etc,...

 

Los materiales empleados y los ajustes entre las piezas interiores también están por encima de la media de una marca generalista.

 

La disposición de los elementos es adecuada y, salvo los botones a la izquierda del salpicadero, que no se ven demasiado bien cuando conduces, todos los mandos son ergonómicos y están donde esperas.

 

Lo que sí he echado de menos es un sistema de navegación integrado, como se venía haciendo hasta ahora y no tener así que disponer de el mediante el navegador de nuestro smartphone.

Puede ser absurdo, si lo pensamos bien, ya que todos o la gran mayoría llevamos un navegador en nuestro teléfono móvil, pero ocurre que nos podemos quedar si el cuando transitamos por zonas o lugares de escasa cobertura móvil. Además gastaríamos el plan de datos que cada uno tenemos contratado con el operador de telefonía móvil.

 

Imagen del techo practicable

 

No sé, a mi juicio pienso que es un elemento, hoy en día, indispensable y más cuando se trata de un vehículo  con capacidades para salir del asfalto donde la cobertura móvil podría no se la mejor. 

Tan sólo la versión denominada BLACK EDITIÓN, que cambia algunos elementos de ésta versión para darle un aspecto más campero y moderno, lleva integrado un navegador del fabricante Tom-Tom.

 

Imágen de sistema de infoentretenimiento Subaru Starlink

 

Por lo demás, sigue teniendo una buena conectividad mediante "Apple Car Play y Android Auto" y un sistema de seguridad integrado denominado "Eyesight", de referencia en el mercado que incorpora tres cámaras frontales para poder  recibir toda la información necesaria de lo que ocurre delante de nosotros. Estas cámaras delanteras son las encargadas de activar el sistema de alerta de pérdida de carril, la frenada de emergencia, el control de crucero adaptativo o la alerta de colisión (hasta 50 km/h).

Respecto a las cámaras periféricas señalar que tiene un funcionamiento muy inferior a lo que se espera, ya que sólamente equipa una  situada en el espejo retrovisor derecho, no siendo capaz de realizar una visión de 360º cuando se realizan maniobras.

 

Al tratarse de una unidad de gasolina que posteriormente a su fabricación la han instalado un kit de GLP, tan sólo se identifica mediante un pulsador situado en el lado izquierdo del volante que activa el sistema de alimentación de gas licuado y que, además de indicar si estamos usando el GLP o la gasolina mediante unos led que se iluminan en azul, informa sobre el nivel de combustible en el depósito extra situado en el  hueco de la rueda de repuesto.

 

El sistema no está mal y queda correctamente integrado, pero veo el inconveniente que para saber el nivel de gas que se dispone hay que apartar la mirada de la carretera. 

 

 

Pulsador y testigo del nivel de GLP

 

 

DISEÑO DEL MALETERO:

 

Hay un amplio portón para dar acceso al espacio de carga, con un umbral bajo y en la parte más cercana al suelo, de nuevo el protector metálico para evitar golpes de piedras al ir por vías en mal estado.

Detalle del espacio del maletero

 

El Subaru Outback destaca también por la versatilidad que proporciona su maletero, con unas formas muy regulares, un volumen considerable  (512 litros) y mucha facilidad para abatir los respaldos y ampliar la capacidad de carga si fuera necesario.

 

En el lado izquierdo contamos con un hueco para llevar objetos pequeños, espacio que en el derecho ocupa un gran altavoz o subwoofer. Y si el espacio no es suficiente, siempre se puede hacer uso de los tiradores laterales para abatir los respaldos de los asientos traseros. Se encuentran divididos en dos partes, en proporción 40/60, cuando los abates consigues un espacio de 1.848 litros de capacidad, completamente plano y con el borde de carga casi a ras.


Cuenta con bastantes elementos prácticos: perchas en los laterales, anclajes laterales que permiten fijar para la carga y un práctico piso de goma  (accesorio extra no incluído) que evita ensuciar el enmoquetado cuando se va a la playa o al campo. Resulta verdaderamente muy práctico y económico (40 € aproximádamente).

 

Por cierto, el portón es eléctrico y permite su apertura desde el mando a distancia. La velocidad de subida y bajada ha cambiado un poco más respecto a la versión del 2018, ofreciendo un menor tiempo.

Detalle de la ubicación del depósito de GLP

 

El depósito extra de GLP cuenta con 60 litros de capacidad aproximadamente y se encuentra ubicado en el hueco de la rueda de repuesto manteniendo el mismo espacio del maletero que otro Outback convencional. No es un depósito que se puede llenar al 100%, sino que, por razones de seguridad, "el tope" sería a un 80% de su capacidad, como es habitual en éste tipo de vehículos. 

 

Para cualquier imprevisto queda solamente el kit de reparación de pinchazos, solución que no me ha convencido debido a que, "como es evidente", la utilización de éste vehículo, aparte de la conducción por carretera, está orientada a salir fuera del asfalto por terrenos de tierra, pistas forestales y zonas de difícil acceso donde poder disponer de una rueda de repuesto se convierte en "sumamente vital".

 

 

MOTOR:

 

Sigue manteniendo el propulsor de gasolina atmosférico de tipo Bóxer de 4 cilindros opuestos, 2.498 centímetros cúbicos, 16 válvulas y 175 CV (129 kW) de potencia, que aporta un par motor máximo de 235 Nm a 4.000 rpm. Las emisiones alcanzan los 193 g/km de CO2  A parte, la importadora española monta de un kit de alimentación de gas GLP que lo convierte en bi-fuel,  manteniendo su garantía de origen.  Éste sistema le da derecho a lucir la codiciada pegatina medioambiental ECO, con la que poder acceder a las áreas de circulación restringida en las grandes ciudades.

 

Está asociado a un cambio automático de tipo CVT denominado Lineartronic, es decir, un variador continuo de infinitas relaciones con una nueva programación con el fin de mejorar su respuesta y proporcionar una conducción más agradable. 

 

El sistema de alimentación de GLP está bien realizado y se agradece que la boquilla para repostar (que está tras la misma tapa que la de la gasolina) ya cuente con el adaptador homologado totalmente enroscado. Eso sí, para realizar un mejor llenado del depósito es necesario desenroscar también el tapón de la gasolina porque ámbos quedan muy justos.

 

Detalle del momento de repostaje de GLP desenroscando igualmente el tapón de la gasolina

 

 

PRESTACIONES Subaru Outback 2.5i GLP 175 CV:

(Datos aportados por el fabricante)

 

 

Acel. 0-50 km/h                          4,60 s

 

Acel. 0-100 km/h                        11,55 s

 

Adelantamiento 80-120 km/h    7,63 s

 

Sonoridad al ralentí                   46,4 dB

 

Sonoridad 100 km/h                   65,5 dB

 

Frenada desde 100 km/h           39,8 m

 

Peso en báscula                         1.704 kg

 

 

 

PRUEBA DE CONDUCCIÓN EN CARRETERA

 

Para esta prueba la unidad a probar, como cité anteriormente, es la versión bi-fuel que puede funcionar con gasolina o GLP y que con su conocida fiabilidad, su completo equipamiento y sus sistemas de seguridad, añade las ventajas del uso del gas licuado del petróleo como combustible.

 

Para ello busqué un circuito que combinara un 40% de carretera, un 40% de autovía/autopista y un 20% de recorrido urbano por los alrededores de Oviedo (Asturias) y así tener una idea clara de las sensaciones y el comportamiento que trasmite cuando entra en funcionamiento el GLP. No he creído necesario realizar ningún trayecto "off road" debido a que ya lo he comentado en mi entrada anterior, pero como ya es sabido, la nota es sobresaliente, gracias a su tracción permanente a las cuatro ruedas y su sistema X-Mode.

 

Imagen de la unidad probada durante el repostaje para el inicio de la prueba

 

Aquí, a priori, no hay ninguna diferencia con la prueba realizada sobre el Subaru Outback Executive Plus del año pasado. Es un coche en el que lo principal es la seguridad, la facilidad de conducción y la versatilidad.

 

El tarado de la suspensión está pensado para poder filtrar las irregularidades del asfalto y permitir salidas por terrenos no asfaltados. No se trata de una suspensión "blandengue" pero sí se nota algún que otro balanceo de la carrocería cuando se cambia de apoyo continuamente durante la circulación por vías de segundo orden,  pero transmitiendo una seguridad y aplomo muy destacables. No se siente cómodo en carreteras  con curvas pronunciadas, sacando a la luz su caracter subviradorTodo ello puede ser debido a la altura que tiene respecto al suelo y el tamaño de los neumáticos, cuyos flancos tienden a deformarse cuando se gira contundentemente.

 

Comparativa Subaru Outback GLP con Skoda Octavia Scout-coches.net

 

Es un vehículo que te aporta una aceleración enérgica y continua en todo tipo de circunstancias, pero no te deja "pegado al asiento". Tiene un rodar muy cómodo y silencioso, aportando un alto nivel de confort para todos sus ocupantes.

 

La dirección tiene un buen tacto, aunque se echa de menos que sea algo más directa, y sobre todo que lo pude apreciar en el primer instante, acostumbrado a la dirección deportiva de mi BMW serie 3.

 

El cambio automático CVT cumple perfectamente para viajar tranquilo acompañado de la familia, convirtiendo las distancias largas en trayectos cortos. Es un tipo de cambio automático que no invita a la conducción rápida y deportiva, porque al ser de variador continuo, no está configurado para ello.

Detalle de la palanca de cambio automático Lineartronic CVT

 

 

Sigue acusando un resbalamiento cuando se le acelera contundentemente y si no se está acostumbrado, puede dar lugar a una sensación muy extraña cuando se escucha como el motor sube de vueltas "como si se fuera a romper", a la vez que se aumenta la aceleración progresivamente hasta conseguir la velocidad deseada. Ya he probado varios coches con ese tipo de sistema y no me acaban de agradar.

 

Éste tipo de cambio se comporta muy suave y resulta muy cómodo para realizar trayectos urbanos, aunque por las dimensiones del vehículo hay ocasiones que puede ser "algo torpe". Sólo su tamaño impone ciertas limitaciones a la hora de estacionarlo o de movernos en espacios reducidos.

 

En carretera, lo único que se echa en falta es algo más de fuerza a la hora de encarar pendientes pronunciadas o grandes desniveles y realizar maniobras de adelantamientos, ya que los 235 Nm de par que ofrece bastante arriba, a 4.000 RPM, se quedan algo escasos. Da la sensación de que no tiene fuerza, pero no es así, y es cuestión de acostumbrarse ya que estamos acostumbrados a conducir motores turboalimentados.

 

Puede cambiarse ligeramente el carácter del coche pulsando un botón en el volante, que varía entre un modo normal (I) y otro algo más deportivo (S). Pero la falta de turbo hace que la entrega de potencia no varíe drásticamente. El acelerador responde de manera más rápida y se nota algo más de contundencia pero no es un coche construido para "hacer tramos".

 

Detalle del grupo de botones integrados en el volante

 

Lo que sí reconozco que me ha dejado impresionado es cuando se realiza el cambio de uno a otro combustible. Resulta prácticamente imperceptible.   

 

El apartado más destacable es el de los consumos. Gracias al precio del combustible que es más o menos la mitad que el de un litro de gasóleo o de gasolina, el GLP permite un importante ahorro en el uso diario del vehículo. De este modo, el coste de utilización de este Subaru Outback con un motor de 175 CV y un completo equipamiento es más económico que el de algunos utilitarios y llenar su depósito no llega a los 40 euros. El vehículo arranca siempre con la gasolina pero tarda unos instantes en cambiar automáticamente a GLP.

Detalle del Subaru Outback en carretera

 

No he podido medir el consumo real de GLP durante el trayecto, ya que he su propietario llenó el depósito de gas y la distancia recorrida no fue la suficiente para agotarlo. Lo que sí me pareció es muy barato y una gran opción para abaratar los consumos.

 

En una nueva actualización insertaré los consumos realizados en una conducción mixta (autopista, carretera  secundaria y ciudad) que ofrece esta berlina familiar. El recorrido transcurrirá entre Oviedo (Asturias) y un pueblo próximo a Ponferrada (León).

 

Según los datos ofrecidos por el fabricante, en  ciudad homologa un consumo de gasolina de 9 l/100 km, una cifra muy optimista frente a los 10,8 l/100 km que he registrado durante la prueba.

En carretera el valor oficial de Subaru es de 6,3 l/100 km, un valor muy difícil de conseguir en tráfico real, donde nos moveremos alrededor de los 7,5  l/100 km.

En autopista a 120 km/h el consumo medido ha sido de 8,5 l/100 km, una buena cifra para un coche de este peso y porte.

 

En cuanto al consumo de gas en carretera y autovía, he leído a través de diferentes medios especializados que ronda cerca de los 10 l/100 km de media, así que que los 60 litros de capacidad del depósito (que no se puede llenar hasta el tope debido a que se deja siempre un espacio para permitir la expansión y dilatación del GLP) dan para recorrer alrededor de 450 km, a los que se suman los otros 600 km de autonomía del depósito de 60 litros de gasolina.

 

Si deseas acceder a la prueba de consumo realizada posteriormente  (PINCHA AQUÍ)

 

De este modo, es muy factible recorrer más de 1.000 km sin repostar con este coche, aunque lo lógico es hacerlo como máximo cada 400 km y usar lo máximo posible el GLP para ahorrar dinero y reducir las emisiones.

Imagen de la parte trasera de la unidad probada.

 

Ha habido un aspecto que no me ha gustado y es el relativo a la información sobre la autonomía disponible cuando se circula en modo ga, ya que el dial que el instalador autorizado ha montado, tan sólo dispone de unos indicadores led que miden el nivel que queda en el depósito sin conexión alguna con el ordenador de a bordo que refleja toda la información en el display del cuadro de instrumentos.

 

En resumen, está claro que el Outback es un "poco tragón", pero sin llegar a ser exagerado, teniendo en cuenta el tipo de vehículo que es.

 

Llevar permanentemente la tracción a las cuatro ruedas, su peso y medidas, acompañados por un motor atmosférico de 175 CV con un cambio de tipo CVT, que de por sí son los menos eficientes, hacen que el conjunto no sea muy ahorrador.

 

Teniendo en cuenta todas estas ventajas, está claro que comprar esta versión bifuel compensa a la mayoría de los conductores, que disfrutarán de un comodísimo y seguro coche,  con un amplio interior y una enorme versatilidad al ser mejor que la mayoría de los SUV para practicar el "off road".

 

 

OPINIÓN DE LUISDAMOTOR

 

El hecho de haber conducido por segunda vez el Subaru Outback  ha confirmado que cada vez me guste más. Es el "coche total" porque lo tiene todo y sirve para todo. Es un modelo muy fiable, cómodo de conducir, en el que te sientes seguro y se comporta con gran aplomo en la carretera, con el plus de saber que cuentas con la tracción total permanente si en algún momento se pierde la adherencia.

 

Resulta ideal para todo aquel que viva en el norte de España, donde las condiciones medioambientales son muy variables durante todo el año; para conducir por terrenos húmedos y con nieve, para ir al pueblo o a la playa, para hacer una excursión al monte o ir a esquiar, etc,...

¡Vale para todo!.

 

Cierto es que no monta un propulsor que te saque la sonrisa de la cara, ya que se queda algo corto y te obliga a "llevarlo alto de vueltas" para poder sacar todo su rendimiento penalizando el consumo, pero está a la altura.

 

La opción de montar un sistema de GLP me convence aún más sobre todo cuando me pongo a echar cuentas del gasto de combustible y con ello porque ésta opción proporciona ser merecedor de la etiqueta ECO de la DGT para no tener problema alguno de acceder a las ciudades donde esté restringida la circulación en episodios de contaminación, además de los descuentos en autopistas, aparcamientos regulados, impuestos, etc. ¡Todo ello compensa SÍ o SÍ!.

 

Distintivo medioambiental ECO 

 

Es un coche, que aunque no sea un referente en cuanto a la potencia y empuje, enturbiado por un tipo de cambio un tanto lento, te deja encandilado porque tiene "ALGO ESPECIAL".

 

La seguridad que ofrece y la polivalencia hacen que sea una opción a tener en cuenta a la hora de comprar un coche. En definitiva un modelo de coche que cumple con un NOTABLE ALTO.

 

 

 

¿Qué es lo mejor?

 

- Nivel de equipamiento muy completo

- El ahorro total por utilizar GLP

- Confort de rodadura

- Sistema de tracción AWD de conocida referencia mundial.

- Practicidad

- Relación calidad/precio

- Fiabilidad de la marca

 

¿Qué mejoraría?

 

- Motor con poco par. Se agradecería una versión un poco más vitaminada para mejorar sus               prestaciones

- Diseño exterior poco actual

- Falta de rueda de repuesto debido a la ubicación del depósito extra de GLP

- Indicador de nivel de combustible de GLP que no informa en la pantalla del cuadro la autonomía,     ni el consumo medio cuando se circula en GLP

- Se necesitaría ampliar la red de servicios oficiales y talleres en el territorio nacional para poder     llegar mejor a todos los usuarios

 

PRECIO:

(Según tarifas del 08/10/2019)

 

Pues el precio recomendado parte de 37.850 € aproximadamente contando con la actual promoción del fabricante (3.000€), teniendo en cuenta que los 1.750 € de la conversión a GLP están incluídas.

El pack denominado OUTDOOR, que incorpora protecciones metálicas en los bajos del vehículo para hacer incursiones "off road" con total seguridad, no está incluído en el precio y asciende a 990€ + IVA  a la suma total.

 


Y eso es todo, espero que os haya sido de utilidad ésta prueba totalmente personal, donde hago crítica positiva de un vehículo desconocido y que, personalmente, tengo en el "punto de mira" porque cumple todas mis necesidades.

Esperemos que éste Outback para futuras versiones pueda mejorar mucho más y siga siendo un gran referente para todo aquel que busque un coche práctico, seguro y completo.


Quiero manifestar mi agradecimiento al sr, Ubaldo que me facilitó ésta unidad, deseándole que lo disfrute muchos años por esos caminos y lugares de la montaña Astur-Leonesa.

 

¡Hasta la próxima!, gracias por vuestro apoyo.

 

Autor: Luis Daniel Álvarez Calderón
LUISDAMOTOR 08/10/2019

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post